Diagnóstico del arbolado de la reserva ecológica «Cerro de Amalucan», ciudad de Puebla, México

ARTÍCULO ORIGINAL

Diagnóstico del arbolado de la reserva ecológica «Cerro de Amalucan», ciudad de Puebla, México

Woodland diagnosis of ecological reserve «Cerro de Amalucan», City of Puebla, México

Revista Cubana de Ciencias Forestales
Año 2016, Volumen 4, número 2

Francisco Domínguez Hernández1, José Antonio Acocal López2, Joaquín Esteban Medina1, Jesús Mao Estanislao Aguilar Luna1, Verónica Torres Valencia1

1Profesor Investigador. Programa de Ingeniería Agroforestal, 1Facultad de Ingeniería Agrohidráulica, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Avenida Universidad S/N, Barrio Benito Juárez, Tetela de Ocampo, Puebla, México. CP. 73640, email:forestal_umar@hotmail.com, teléfono: +52 1 7971071312
2Estudiante. Programa de Ingeniería Agroforestal. Facultad de Ingeniería Agrohidráulica. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. México. Becario VIEP-BUAP

 


RESUMEN

Los árboles, en parques urbanos, desempeñan un papel fundamental para la sostenibilidad de las ciudades. El árbol urbano es paisaje de una ciudad, brinda beneficios ambientales, estéticos, paisajísticos, recreativos, culturales y económicos. El objetivo del estudio fue evaluar el estado actual del arbolado en la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan(RECA), en la ciudad de Puebla, México; se aplicó un diagnóstico dasométrico forestal, mediante un muestreo en el área. Se establecieron 17 sitios de muestreo de 1,000 m2 de área, diseño completamente al azar con datos dasométricos. Los resultados fueron de 183,5 árboles promedio por hectárea, donde las especies más dominantes fueron el Eucalyptussp con un 61,5% de existencias reales, CupressusLindleyi con el 22,2%,Juniperusdeppeana con el 6,8%, Ipomea murocoidescon un 2,9% de la población total, lo que coincide conEysenhardtiapolystachya, Juniperus flácida, con un 1,6%, Cupressussempervirens con un 0,96%, Casuarina equisetifolia y Pinus patula con el 0,64%. Se caracterizaron como especies arbóreas exóticas las siguientes:Eucalyptussp. yCasuarinaequisetifolia, Cupressuslindleyi, Cupressussemprevirens y Pinus patula. Especies nativas: Juniperusdeppeana, Ipomea murocoides, Eysenhardtiapolystachya y Juniperus flácida. Áreas para manejar son: 20 hectáreas de reforestación para restauración, en 75 hectáreas se realizará plantaciones de protección en las áreas propensas a invasión y conservación de especies y en la zona de recreación con 40 hectáreas para realizar atletismo, recorridos ecológicos, ciclo vías y esparcimiento.

Palabras clave: Inventario forestal, sitio de muestreo, área natural protegida, dasometría.


ABSTRACT

Trees in urban parks play a role for the sustainability of cities. The tree inurban landscape of a city provides environmental, aesthetic, scenic, recreational, cultural and economic benefits. The aim of the study was to assess the current state of woodland in the Cerro Ecological Reserve Amalucan (RECA), in the city of Puebla, Mexico; a forest dasometric diagnosis was applied by sampling in the area. 17 sampling sites area of 1000 m2, completely randomized design with dasometric data were established. The results were averaged 183.5 trees per hectare where the most dominant species were Eucalyptus sp with 61.5% of actual stocks, CupressusLindleyi with 22.2%, with 6.8% Juniperusdeppeana, Ipomeamurocoidescon one 2.9% of the total population, which coincides withEysenhardtiapolystachya, Juniperus flaccid, with 1.6%, with 0.96% Cupressussempervirens, Casuarina equisetifolia and Pinus patula with 0.64%. Eucalyptus sp: The following were characterized as exotic tree species. Y Casuarina equisetifolia, Cupressuslindleyi, Cupressussemprevirens and Pinus patula. Native species: Juniperusdeppeana, Ipomeamurocoides, Juniperus Eysenhardtiapolystachya and flabby. Areas to handle are: 20 hectares of reforestation for restoration, on 75 hectares plantations protection will take place in areas prone to invasion and species conservation and recreation area with 40 hectares for athletics, ecological tours, bike paths and recreation.

Key words: forest inventory, showing sites, protected natural area, dasometric.


 

INTRODUCCIÓN

El nicho más grande para la sobrevivencia del hombre es la ciudad, un entorno artificialmente creado por el mismo hombre para la satisfacción de ciertas necesidades, si bien, las urbes contemporáneas no son consideradas parte de la naturaleza, son dependientes de las condiciones del medioambiente (Ramírez y Sánchez, 2009).

Se han creado alternativas para mitigar la contaminación del aire, como la creación de áreas verdes urbanas, el manejo del arbolado urbano, la declaración de nuevas áreas naturales protegidas y reservas ecológicas a nivel nacional, estatal y municipal. Al igual que en las zonas de vegetación natural, los árboles de los parques y bosques urbanos son una parte importante del sistema de vida de la naturaleza y desempeñan un papel fundamental en la sostenibilidad de los núcleos urbanos (Alanís et al., 2014).

El árbol urbano es un elemento fundamental en el paisaje de una ciudad, pues brinda diversos beneficios de orden ambiental, estético, paisajístico, recreativo, social y económico. La influencia de las reservas ecológicas hacia una sociedad se traduce en un interés indispensable para mejorar la calidad de vida y promover la biodiversidad; esto nos lleva a un avance armónico como sociedad, y de impulso como una urbanización sustentable; nos conlleva a sensibilizarnos con el medioambiente ya que por naturaleza somos parte de la misma secuencia.

Es evidente ver masas arboladas con especies altamente representadas o con elevadas densidades de plantación, que provocan que los árboles presenten deformaciones por la búsqueda de luz o bien estén suprimidos o debilitados por la falta de un abasto suficiente de agua y nutrientes minerales, lo que los predispone a una infestación por agentes bióticos nocivos (Benavides y Fernández, 2012).

Sin embargo, este tipo de zonas que debieran ser protegidas, mantenidas y cuidadas son, por el contrario, reducidas cada vez más, hasta desaparecer áreas completas sin una remota posibilidad de una pronta recuperación. (Arción DGI-CLEU, 2015). La Reserva Ecológica del Cerro de Amalucan es un área que la convierte en un pulmón para la población de la capital y hábitat para la fauna.

El objetivo del estudio es evaluar el estado actual del arbolado en la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan (RECA), mediante la realización de un diagnóstico forestal, para proponer un manejo dasométrico de los diferentes espacios que integran la Reserva.

Al conocer el estado actual del arbolado de la Reserva Ecológica del Cerro de Amalucan, debe realizarse una propuesta para ser manejada mediante prácticas silviculturales que deben de considerarse bajo sus dimensiones biológicas, ecológicas, culturales, económicas y sociales, ya que cada árbol demanda un manejo adecuado para lograr un óptimo desarrollo y de esta manera prolongar su estadio y los beneficios derivados del mismo. Mediante la aplicación de un muestreo diagnóstico, se establece la estructura dasométrica y composición silvícola actual del arbolado de la reserva ecológica del Cerro de Amalucan, en la Ciudad de Puebla, México.

 

MATERIALES Y MÉTODOS

La investigación se realizó en la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan (RECA), municipio de Puebla, México, ubicada entre 19°02'36" y 19°03'11" latitud norte y entre 98°08'10" y 98°08'25" longitud oeste, a 2,300 metros sobre el nivel del mar (msnm); tiene una superficie de 135.90 ha. (Figura 1).

Se utilizó el Sistema de geoposición geográfica (GPS) para la ubicación de los sitios de muestreo; así como para la fase correspondiente a la georeferenciación de los límites prediales, apoyo del Programa en Internet Google Earth con Imágenes de satelitales recientes para una mejor caracterización del predio, cuerdas, clinómetros, cintas métricas, cinta diamétrica, programa de computo Excel Windows y formatos elaborados para el levantamiento de datos dasométricos.

Se seleccionaron 14 sitios de muestreo, cada uno con superficie de 1,000 m2, en los que se ejecutó un inventario dasométrico y se evaluó la calidad del arbolado, donde se determinaron las variables dasométricas: número de árboles, diámetro, altura, área basal, volumen, variables ecológicas y silvícolas como exposición, pendiente, altura sobre el nivel del mar, estructura y composición de especies.

Se utilizó un diseño de muestreo aleatorio simple (Mostacedo y Fredericksen, 2000); este tipo de muestreo se emplea cuando se dispone de poca información previa, acerca de las características de la población a medirse.

El área de muestreo se estimó con la ecuación: AM= IM x AT/ 100, donde: AM es el área total muestreada, IM es la intensidad de muestreo, AT es el área total para muestrear (Tejada y Arévalo, 2004). Para estimar las variables dasométricas de área basal y volumen se consideraron las siguientes fórmulas (Arteaga y Castelán, 2008): Área basal (A) = 3.1416*(DAP/2)2, donde: DAP= Diámetro Altura de Pecho a 1.30 m. Volumen (V)= A*H*F. Se expresa en m3/sitio, hectárea o rodal, donde: A = Área basal, H = Altura fustal o total del árbol y F = Factor de forma o corrección, estimado para las especies localizadas.

 

RESULTADOS

El muestreo diagnóstico determinó que las especies dominantes en composición de arbolado, son Eucalyptussp. (61,5%), CupressusLindley (22.2%), Juniperusdeppeana (6,8%) e Ipomeamurocoide(2,9%) (Figura 2). La suma total de árboles en los 17 sitios fue de 312 árboles y, al realizar una extrapolación, el total de árboles en las 135,9 ha. fue de 24,941.64 árboles con una densidad de 0.018352 árboles por m2. La relación estimada de los parámetros dasométricos demostraron que la especie con mayor DAP es Eucalyptussp con 34,65 cm. distribuida en forma descendente, de la siguiente forma: Juniperus flácida con 21,8 cm., Juniperusdeppeana con 18,26 cm., Eysenhardtiapolystachya con 12,33 cm. El volumen total de árboles por hectárea fue de 91,47 m3/ha.

El análisis estadístico, al aplicar la Prueba de Duncan, indicó que existe significancia (Pr>F<.0001) entre las variables DAP, H y V. El inventario dasométrico demuestra que la masa arbórea, en el estrato, dominante, la compone la especie Eucalyptussp., con 61,5% de población total; es una especie madura porque tiene una media de 34,65 cm. de DAP y una altura media total de 16,32 m.; esto tiene un impacto ecológico en la zona, compitiendo por nutrientes y agua. Mientras que la especie Cupressus Lindleyi, con el 22,2% de población total, con un diámetro de 7,9 cm. y con una altura promedio de 3,26 m., se observó que esta especie es joven, utilizada para la reforestación, adaptándose al suelo y espacio con Eucalyptussp.

Se caracterizaron como especies arbóreas introducidas Eucalyptussp., Casuarina equisetifolia, Cupressuslindleyi, Cupressussempreviren y Pinus patula. Las especies nativas inventariadas fueron: Juniperusdeppeana, Ipomea murocoides, Eysenhardtiapolystachya y Juniperusflacida.

Las áreas definidas para el desarrollo de la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan son: Restauración: Con reforestación de 20 ha., con brinzales del género Pinus, ya que en esta etapa de desarrollo del árbol, que está entre plántula y árbol joven, usualmente se aplica cuando se tiene una altura de 0,20 a 1,37 m., por lo tanto, esta fase, es más adaptable a las condiciones ambientales del sitio final de plantación.

El área de Protección de la Reserva Ecológica, que son zonas propensas a invasión por la población sin hogar, y se requieren para la conservación de las especies nativas, con una superficie de 75 ha. Por último, la zona de recreación, teniendo para ello 40 ha, con el objetivo de realizar actividades deportivas, recorridos ecológicos, ciclo vías y áreas de esparcimiento.

Se observó que el diámetro promedio para las especies se comportó de la siguiente forma: Eucalyptussp., con 34,65cm.,Juniperus flácida con 21,8cm., Juniperusdeppeana con 18.26 cm., Eysenhardtiapolystachya con 12,33 cm., Ipomea murocoidescon 9.8 cm., Cupressuslindley con 7,9 cm., Casuarina equisetifolia con 6.5 cm., Cupressussempreviren con un 4 cm. y la especie Pinus patula con 3,5 cm. de diámetro, como se observa en la Figura 3.

Los resultados de la evaluación de la variable dasométrica área basal se presentan en la Figura 4.

 

DISCUSIÓN

Las áreas verdes constituyen uno de los mecanismos que coadyuvan a la sostenibilidad en las ciudades. Sus aportaciones no solo se asocian al ambiente natural, sino que contribuyen a crear una interacción social más saludable (Pérez y López, 2015).

En el caso de Áreas Naturales Protegidas (ANPs) de otras Metrópolis, como son las Ciudades de México, Guadalajara, Mérida y Monterrey, donde se contabilizan en promedio del orden de 120 especies arbóreas por ha. y se presentan herbáceas y arbustivas en el sotobosque, se realizan acciones de reforestación, restauración y manejo forestal sostenible de las ANP´s.

En cambio, en la Ciudad de Puebla es evidente el deterioro de esta ANP´s, que está sujeta a fuerte presión de uso urbano y habitacional por las cuatro posiciones, disminuyendo el capital arbóreo de manera continua. Existen otras ANP´s en el área urbana que sí realizan un manejo silvícola adecuado, pero son áreas de intereses políticos y económicos como las zonas aledañas a la Ciudad de México y al Estado de Tlaxcala (Parque Nacional Izta-Popo y La Malinche). Benavides y Fernández (2012) determinaron una densidad promedio de árboles de 295/ha.; un valor promedio de cobertura de copa por árbol de 27,19 m2.y la cubierta del dosel excede 80% de la superficie, mientras que el valor promedio de área basal por árbol fue de 0,10 m2 y los fustes ocupan 0,32% de dicha superficie. Los datos de este trabajo servirán como un indicador básico y una referencia para futuros trabajos de investigación y caracterización de masas arboladas urbanas, lo cual es fundamental para sustentar el manejo que requieren los bosques urbanos de las ciudades de México.

De acuerdo con la información técnica que se obtuvo en campo, mediante el muestreo diagnóstico, con la aplicación del inventario y de los resultados obtenidos se concluye que: El inventario realizado demuestra que la masa arbórea, en el estrato dominante, la compone la especie Eucalyptussp 61,5% dentro de la población total, especie joven usada en la reforestación.

El bosque permanece sin un plan técnico de manejo y conservación desde hace varios años, además que la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan es una de las Áreas Naturales Protegidas (ANP´s) en México, que tiene el decreto de protección, pero no recibe incentivos o apoyo económico para su manejo, conservación y protección de manera sostenible, en comparación con otras ANP´s, que sí realizan el manejo forestal de arbolado urbano de manera eficiente.

Las áreas propuestas para el desarrollo dela RECA son tres zonas: Restauración con 20 ha., con reforestación de brinzales adecuados al suelo, protección en las áreas propensas a invasión y conservación de las especies nativas en 75 ha., y la zona de recreación en 40 ha. para realizar atletismo, recorridos ecológicos, ciclo de vías y áreas de esparcimiento para la sociedad urbana.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 


Recibido: julio 2015.
Aprobado: octubre 2015.

Francisco Domínguez Hernández. Profesor Investigador. Programa de Ingeniería Agroforestal, Facultad de Ingeniería Agrohidráulica, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Avenida Universidad S/N, Barrio Benito Juárez, Tetela de Ocampo, Puebla, México. CP. 73640, email:forestal_umar@hotmail.com, teléfono: +52 1 7971071312